Buscar

¿Por qué sufrimos emocionalmente?



Esta es una pregunta que quizás muchos se habrán hecho y quizás otros no se lo han cuestionado pero lo han sentido, lo que es claro es que cualquier persona sabe lo que es sufrir emocionalmente, porque todos hemos estado ahí en algún momento.



Lo entendemos a través de distintas emociones como la tristeza, la angustia, la ansiedad, la frustración, la desesperanza, la apatía, etc. porque principalmente engloban sentimientos displacenteros.


Sin embargo sufrir emocionalmente va más allá de simplemente una emoción o un sentimiento desagradable, puede afectar el día a día de alguien, puede abarcar todas las relaciones de esa persona o ciertos aspectos de su vida como el trabajo, la escuela, las relaciones de pareja etc; y aquí me refiero a la gente que es consciente de que la pasa mal, puede sentirlo y en ocasiones llega a expresarlo.


Por el otro lado hay muchas personas que también sufren, pero a lo largo de su vida han ido desarrollando muchos mecanismos defensivos para no sentir, pero no te creas que esto es muy afortunado, al contrario, significa que las emociones en el mejor de los casos están siendo evadidas. Ya sea través del alcohol o las drogas, el estar continuamente ocupado o rodeado de personas, el trabajar en exceso, el cambiar constantemente de pareja o de trabajo; estrategias que a la larga termina inevitablemente acarreando mayor sufrimiento.


En el peor de los casos, lo que sentimos, ya ni siquiera pasa por nuestra mente o nuestros pensamientos, sino que se van directamente al cuerpo y enfermamos, como es en el caso de las enfermedades psicosomáticas, los ataque de pánico o bien se termina aceptando el vivir una vida muy poco satisfactoria y llena de contradicciones.

Pero la pregunta es ¿Por qué pasa esto?, ¿Por que los seres humanos solemos ser tan vulnerables emocionalmente desde que nacemos?, ¿Por qué algunos parecieran sufrir más que otros?


La respuesta para todas estas interrogantes, es comenzar por entender cómo se forma nuestra psique, nuestra personalidad y todos los miles de factores que contribuyen a esto. Lo primero que tenemos que tener en mente es que nacemos con toda una carga instintiva, cuestión que compartimos con el mundo animal aunque queramos negarlo y que todo el proceso de humanización y de lenguaje que nos va haciendo parte de la cultura, inevitablemente va a traer mucho sufrimiento y muchas dificultades.


A que me refiero con esto, si uno observa a un bebe o a un niño pequeño, claramente puede ver que descargan directamente todo lo que sienten , hambre, enojo , displacer, necesidad de cariño, etc. y son los padres quienes con la crianza van haciendo un ser humano apto para la cultura.

Por lo que pronto toda la parte instintiva animal e infantil, por así decirlo, va quedando guardada en el inconsciente , es decir en lo que olvidamos, pero no por ello deja de tener efecto sobre nosotros , al contrario es uno de los elementos que más influyen en nuestra conducta y en el sufrimiento emocional. Es esto a lo que llamamos el inconsciente o ello y más tarde con la educación desarrollamos el súper yo, el cual abarca todas las reglas, ideales a seguir, el deber ser y todo lo que es inculcado por nuestros padres y posteriormente maestros o figuras de autoridad.


Por lo que nuestra psique termina siendo gobernada en cierta medida por estas tres instancias, el ello que es lo inconsciente y lo que desconocemos de nuestro comportamiento, el yo que prácticamente somos nosotros en el día a día tratando de lidiar con todo lo que nos pasa y finalmente el súper yo, que es todo lo que nos han inculcado y es el mismísimo responsable de que nos sintamos culpables.


Sufrimos porque estas tres instancias se desequilibran de diferentes maneras, cuando el ello o la parte instintiva nos gobierna, terminamos siendo impulsivos, agresivos o con conductas que se salen de nuestro control. Cuando el súper yo nos gobierna, podemos llegar a ser muy rígidos, obsesivos y llegar a sentirnos culpables todo el tiempo.


Este desequilibrio es el responsable de que entremos en conflicto con nosotros mismos y en consecuencia con el mundo externo. Por eso decimos que primero tenemos que estar internamente bien con nosotros mismos, para que lo externo también funcione.


Muy probablemente estarás pensando que hay personas que tienen vidas muy difíciles y esto es lo que les causa sufrimiento. Es cierto, muchas personas nacen en circunstancias más favorables que otros y el ambiente o las cosas que uno va viviendo también van teniendo un peso muy importante en quienes somos.


Sin embargo siempre será una gran mezcla de los dos factores, tanto el cómo está conformado nuestro aparato psíquico que se fue modulando con nuestras vivencias y con la crianza, es decir la fortaleza con la que constamos para enfrentar las dificultades de la vida. Como los sucesos difíciles que vamos teniendo que enfrentar a lo largo de la vida, hay gente que vive situaciones muy traumáticas y esto no necesariamente llega a ser determinante.

Es por eso que cuando somos niños, somos más vulnerables, nuestro yo es más débil para poder entender y lidiar con lo que sentimos como con lo que ocurre a nuestro alrededor. Por lo que terminamos siendo una mezcla de quiénes somos y como enfrentamos los que vivimos por así resumirlo.


En psicoanálisis trabajamos principalmente en fortalecer al Yo , es decir , al ir haciendo consciente todas las cuestiones inconscientes de nuestra infancia que salen en nuestros comportamientos sin darnos cuenta o al estar conscientes de las limitaciones de nuestras exigencias sociales , familiares o personales, nuestro Yo se va haciendo más fuerte y va siendo mas capaz de lidiar con todas estas tensiones.


La situación en la que vivimos puede seguir siendo la misma, sin embargo al tener un yo mas fuerte podemos lidiar mucho mejor con lo que tenemos, o de lo contrario atrevernos a decidir o hacer cambios importantes frente a lo que no queremos y en consecuencia sufrimos menos.

Sin embargo es importante tener en cuenta que las emociones y el sufrimiento son parte de la vida, no podemos pretender que esto desaparezca para siempre, porque además la vida es muy inesperada y cambiante, pero si podemos aprender a manejarlo cada vez mejor.

45 visualizaciones0 comentarios